Los detenidos son una mujer, su hijo y un amigo de este que dieron patadas y golpes al portero, que acabó en el Hospital del Henares.

Una mujer, su hijo y un amigo de este fueron detenidos la madrugada del pasado sábado en Coslada por la Policía Local acusados de golpear y patear al portero de una discoteca. La víctima sufre varias contusiones en la cara y tórax. Fue trasladado al Hospital del Henares.

Advertisements

También resultaron heridos por los detenidos dos agentes municipales de Coslada y una pareja, ambos de unos 20 años, que llamó la atención a los agresores cuando daban patadas al empleado de seguridad.

La mujer fue expulsada de la discoteca

Los hechos se produjeron sobre las cinco y media de la madrugada del sábado. Una mujer de unos 40 años fue expulsada de la discoteca Íkaro situada en la calle Argentina de Coslada por provocar un incidente en la sala y agredir a otra persona.

En la puerta de la discoteca Íkaro estaban los porteros de esta sala junto a un compañero del pub Maruja, situado en la misma calle, que acudió a visitarles. En ese momento salieron de la discoteca el hijo de la mujer expulsada y un amigo y se fueron a por el portero del local Maruja creyendo que había expulsado a la madre de uno de ellos.

El portero de la discoteca Maruja, un hombre de unos 30 años, trató de escapar, pero fue alcanzado y golpeado por los dos jóvenes. En ese momento, una pareja intentó mediar en la riña y fue también agredida. Dos agentes sufrieron mordiscos y golpes en el momento de la detención de los implicados.

Finalmente, los agentes de la Policía de Coslada detuvieron a la mujer, a su hijo y al amigo acusados de un delito de lesiones y conducidos a la comisaría de la Policía Nacional de Coslada. Uno de los detenidos llevaba las zapatillas llenas de sangre de la víctima, las manos también llenas de sangre y erosiones en el nudillo derecho como consecuencia de los golpes que dio al portero.

Colaboradores de Cosladaweb