El Pleno Extraordinario celebrado ayer en el Ayuntamiento de Coslada se ha cerrado con un resultado que provocará la paralización y, por lo tanto, otro retraso del proyecto de rehabilitación y mejora preparado por el Gobierno Municipal de la Avenida de Berlín de Ciudad-70.

El único punto del orden del día de la sesión bajo el título de Modificación de la Denominación de la Actuación Incluida en el Plan de Inversiones Regional de la Comunidad de Madrid (PIR) para el período 2016-2019 suponía, en la práctica, el último trámite para el impulso de uno de los proyectos más importantes de la presente legislatura: la rehabilitación de la avenida de Berlín del citado barrio cosladeño.

Advertisements

Los grupos de la oposición, antes de proceder a la votación del punto han puesto en duda la validez del mismo alegando falta de información. Sin embargo, tanto el alcalde, Ángel Viveros, como la propia secretaria general del Ayuntamiento, han explicado que las únicas modificaciones introducidas a lo largo de este tiempo respondían a las exigencias de la propia Comunidad de Madrid y las mismas han estado a disposición de estos grupos durante todo este tiempo.

Finalmente, a pesar de esto, la oposición (PP, VOX, Cs y concejales no adscritos) ha votado a favor de “dejar sobre la mesa” el punto. Esto, unido a la abstención de las dos concejalas de Podemos que no forman parte del equipo de Gobierno Municipal, ha propiciado esa medida y, por lo tanto, que el proyecto para Ciudad-70 vuelva a sufrir otro retraso.

Proyecto consensuado

Se da la circunstancia de que esta rehabilitación fue aprobada en pleno hace ya años.

Sin embargo, a lo largo de este tiempo, desde la Comunidad de Madrid se han ido planteando modificaciones, algunas muy llamativas a juicio de los técnicos, que a la larga han provocado un retraso considerable de la ejecución de estas obras de mejora en uno de los barrios más importantes de la ciudad.

Esta rehabilitación dio sus primeros pasos en 2017 (bajo el Plan PRISMA) y se envió el proyecto definitivo a finales de 2020, debido al cambio de un colector en la zona.

Con la maniobra de hoy, según el alcalde, Ángel Viveros, es más que “evidente quiénes estaban detrás del retraso de un proyecto que cuenta, además, con el visto bueno de los vecinos y vecinas a través de la Coordinadora vecinal”.

Sobre lo ocurrido en el Pleno Extraordinario de este miércoles el regidor ha sido claro al señalar que “es la oposición la que debe dar explicaciones a la ciudadanía, a los residentes en Ciudad-70, porque desde que la rehabilitación fue preparada a través de este proyecto, todo han sido palos en la rueda con un objetivo muy claro: retrasar las obras para que la avenida de Berlín esté levantada en pleno proceso electoral”.

Colaboradores de Cosladaweb