Seleccionar página

Campaña de limpieza de la red de recogida de aguas pluviales

Campaña de limpieza de la red de recogida de aguas pluviales

El Ayuntamiento de Coslada, a través del área de Política Territorial, está a punto de concluir la limpieza de red de recogida de aguas pluviales.

El Ayuntamiento de Coslada está realizando una campaña de limpieza del alcantarillado de la ciudad dentro de las labores de mantenimiento que el Departamento de Vías Públicas y Edificios lleva a cabo en lo que es la primera fase de la Campaña de Limpieza de la Red de Recogida de Aguas Pluviales. El plazo de ejecución previsto es de diez semanas y la inversión asciende a 60.000 euros.

En esta primera fase se actúa en seis sectores de la ciudad, priorizando aquellas zonas con mayor necesidad de limpieza y con más incidencias cuando se producen episodios de lluvia intensa. Los seis barrios en los que se actúa son Ciudad 70, Barrio de Santiago, Barrio de la Estación, Cañada, Casco Norte y Casco Sur.

Actuaciones

Los trabajos de limpieza afectan a los componentes de la red de recogida de pluviales de titularidad municipal, excluyendo las acometidas domiciliarias y los tramos y rejillas de titularidad privada.

Se actúa sobre las rejillas de cualquier tipo emplazadas en la vía pública, los imbornales de calzada con o sin pozo de registro y sobre los ramales de conexión de rejillas, absorbederos, imbornales, etc. con los pozos de registro o colectores de destino. La intervención se cuantifica en aproximadamente 1.700 unidades de rejillas e imbornales y 5.600 metros lineales de ramales de desagüe.

Como ha explicado José Sousa, concejal responsable en materia de Política Territorial, “se trata de una operación que pretende rehabilitar los puntos de captación de aguas de lluvia situados en la vía pública que, con el paso del tiempo, se van colmatando de suciedad y ven notablemente reducida su eficacia”.

La limpieza la lleva a cabo personal especializado con herramienta de mano adecuada, así como con medios mecánicos como camiones de desatranco, mangueras de presión, bombas, etc. Incluye expresamente la eliminación de cualquier atranco existente en los ramales y colectores. Los restos que se extraen de la limpieza se trasladan a un gestor de residuos autorizado.

Al tiempo de la limpieza, se realiza inspección de todos los elementos afectados para elaborar un inventario de deficiencias existentes y planificar su posterior reparación en los casos precisos.

Se pretende que esta actuación tenga continuidad en una segunda fase a acometer el próximo año y que incluirá el resto de zonas de la ciudad.

A día de hoy, ya se han efectuado estas labores en todas las zonas previstas, restando únicamente una parte del Casco donde, precisamente, se trabaja estos días.

Patrocinio

Archivo