El Ayuntamiento de Coslada, ha conmemorado el 8 de Marzo, Día de la Mujer con una concentración a la que ha acudido el equipo de Gobierno municipal, miembros de la Corporación, representantes de las entidades que forman parte del Consejo de la Mujer de Coslada y vecinos y vecinas a título particular.

La concentración ha tenido lugar en la escultura el Espejo de Venus, situada junto a la Biblioteca Central, y en la misma, además de leerse el manifiesto elaborado por el Consejo de la Mujer, se ha querido apoyar a las tejedoras de las entidades que elaboraron el Árbol de la Igualdad.

Advertisements

Manifiesto del 8 de marzo

Este año, la programación del 8 de marzo se ha centrado en el poder de las mujeres mayores. Por ello en el Manifiesto se habla de hacer visible la realidad de las mujeres nacidas entre 1920 y 1950, que vieron «reducidas sus oportunidades de acceso a la educación. Por ello, las Mujeres Mayores, en su mayoría, sólo alcanzaron estudios primarios y algunas aún viven en el analfabetismo y la brecha digital».

El Manifiesto abunda en que «el sistema de género ha conducido a que la participación social de las mujeres mayores de 60 años haya sido muy baja a lo largo de la Historia. Se han visto reducidas a un papel secundario. Muchas de las Mujeres Mayores que superan los 80 años, no tuvieron la oportunidad de salir del entorno hogareño (…) La llegada de la democracia trajo consigo que las Administraciones impulsaran Programas Sociales de Protección y Promoción de las Personas Mayores activando proyectos de Turismo Social, Envejecimiento Activo, Participación y Aprendizaje a lo largo de la vida, en los que las mujeres mayores son mayoría».

Concluye el Manifiesto denunciando que «hay muy pocos datos y protocolos sobre violencia de género en mujeres mayores. Muchas de ellas siguen atrapadas desde hace décadas en el maltrato sin ser conscientes de ello porque han normalizado la violencia cotidiana».

Apoyo a las Tejedoras por la Igualdad

En el acto de hoy también se ha querido reconocer la labor de las mujeres tejedoras del Árbol de Navidad por la Igualdad, que recibieron numerosos ataques verbales y que vieron como su obra fue prácticamente reducida a cenizas en un acto de vandalismo en el que se prendió fuego al árbol.

Desde el Consejo de las Mujeres manifiestan una «contundente repulsa a estos hechos violentos hacia las mujeres tejedoras y hacia la Concejala de Igualdad, porque atenta contra los derechos humanos de las mujeres y los valores democráticos y de convivencia en paz entre mujeres y hombres».

Asimismo, el Consejo ha querido enviar «un mensaje a aquellos cobardes que quemaron el árbol y a quienes les apoyan, niegan la desigualdad y las violencias hacia las mujeres y que, con la violencia y actitudes antidemocráticas, pretenden acobardarnos, impedirnos ejercer nuestros derechos y limitar la libertad de expresarnos».

La declaración de principios finaliza con un contundente «no vamos a dejar de luchar contra el odio incendiario que pretende abrasar nuestros derechos. Estos hilos son de todas y tejen redes fuertes. Abrigan la esperanza de una sociedad donde la igualdad entre mujeres y hombres sea real y efectiva y las violencias y asesinatos de mujeres por razón de género queden erradicadas, formando parte del pasado».

Por último, tal y como viene sucediendo desde hace unos años, se ha hecho entrega de los Árboles de la Igualdad, distintivos que quieren ser un reconocimiento a personas de manera individual, entidades y colectivos que, con su trabajo o acciones, contribuyen de manera clara y directa a fomentar la igualdad.

Colaboradores de Cosladaweb