Seleccionar página

Policía Local interviene una fiesta ilegal en una nave

Policía Local interviene una fiesta ilegal en una nave

El pasado sábado 30 de enero, la Policía Local de Coslada tuvo que intervenir en el marco del operativo especial de control de cumplimiento de las medidas relacionadas con la situación actual de crisis sanitaria, establecidas por las administraciones competentes.

En esta ocasión, los agentes se personaron en una zona de mininaves situada en la calle Tierra de Barros a las 23.30 horas. El motivo, los avisos recibidos en las dependencias policiales a causa de los ruidos que procedían de este lugar.

Patrocinio

Una vez allí, la patrulla de la Policía Local comprobó como en una de las naves se estaba celebrando una fiesta, de manera que actuó de forma rápida levantando acta de infracción por actividad de ocio sin ánimo de lucro sin la autorización pertinente.

Cabe subrayar que esta zona está compuesta por mininaves industriales cuyo uso debería ser este en exclusiva, pero que, en algunos casos, a veces son utilizadas por gente joven como lugar de reunión con música, baile, etc.

Varias sanciones

En total, fueron identificadas 16 personas y, según el relato de los agentes desplazados hasta el lugar de los hechos, a todas se les instruyó procedimiento de sanción por incumplimiento de las normas relativas a la pandemia.

De este modo, a los 16 identificados se les formularon sus correspondientes denuncias por no utilizar la mascarilla, por no seguir la norma del límite de reunión en 6 personas, así como otras tantas por infracción del toque de queda (el máximo es hasta las 22.00 horas).

Al margen de lo anterior, a dos de los participantes también se les abrió un procedimiento de sanción por ser vecinos de San Fernando de Henares y, por tanto, estar fuera de su zona de residencia perimetrada.

Los agentes de Coslada formularon las correspondientes denuncias por infracción de la Ordenanza Municipal por exceso de ruido en horario nocturno.

A raíz de esta intervención, el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, ha vuelto a hacer un llamamiento a los vecinos, esta vez a los más jóvenes “para que, si cabe, sean más rigurosos en el cumplimiento de las medidas establecidas para frenar el avance de la COVID-19”. El regidor ha reconocido que la mayoría de la juventud cosladeña “cumple las normas y es consciente de la gravedad de la situación actual. A quienes se las saltan les pediría que pensasen en ellos mismos y en los demás, porque la consecuencia de una hora de diversión, además de una sanción económica, es el poder llevarse el virus a casa y transmitírselo a sus seres queridos”.

Tras la identificación y apertura de todos los expedientes sancionadores a quienes se encontraban en la citada mininave de la calle Tierra de Barros, los agentes de la Policía Local de Coslada procedieron a su desalojo.

Colaboradores de Cosladaweb

Hemeroteca

Patrocinio