El Ayuntamiento de Coslada, a través del Área de Instalaciones de la Concejalía de Política Territorial, acaba de iniciar las obras de instalaciones del primer paso de peatones inteligente SLI.

Se trata de un nuevo sistema que, a través de las nuevas tecnologías, apuesta por la seguridad y la accesibilidad. Para ello, el mecanismo innovador que incorpora se sirve de dos funciones. Por una parte, la delimitación física del propio paso de peatones; por otra, la señalización e iluminación del espacio para que tanto peatones como conductores dispongan de mejor visibilidad e iluminación del entorno, lo que se traduce en mayores criterios de seguridad vial.

Advertisements

Según ha explicado el alcalde de Coslada, Ángel Viveros, este proyecto “se va a extender a más pasos de nuestra ciudad repartidos por todos los barrios. Es verdad que en Coslada presentamos unos índices muy bajos de atropellos, pero queremos que no se produzca ninguno, y para ello el objetivo es instalar esta innovación y otras similares en esos puntos de paso más complicados para los vecinos”.

En que consiste el paso de peatones inteligente

El nuevo paso de peatones inteligente ubicado en la calle Doctor Fleming, una vez instalado, formará parte de la instalación de alumbrado público municipal.

Por lo que respecta al sistema propiamente dicho, este consiste en la colocación de placas LED de 50×50 centímetros a ras de suelo con el firme de la calzada, coincidiendo con los extremos del cebrado.

Además, el sistema se completa con dos señales luminosas verticales normalizadas de paso de peatones que se iluminan al mismo tiempo, consiguiendo de este modo el efecto de visualización deseado.

El concejal de Política Territorial, José Sousa, ha destacado que uno de los aspectos más importantes de esta tecnología es que “cuenta con detección de presencia, de manera que se ilumina cuando detecta la presencia de personas con intención de cruzar, mientras que las señales de paso de peatones permanecen encendidas permanentemente en el horario del alumbrado para mayor visibilidad de los conductores”.

Está previsto que las obras de instalación de este sistema finalicen el próximo 7 de marzo y debido a que durante las mismas “será necesario cortar uno de los dos carriles de la vía”, el edil ha pedido «disculpas por las molestias que se puedan causar, pero los beneficios serán visibles en cuanto finalicen los trabajos”.

Colaboradores de Cosladaweb