Siete horas de angustia en el número 15 de la calle Príncipes de España en las que un hombre se atrincheró con sus dos hijas a las que amenazaba con matar con un cuchillo.

Este pasado sábado sobre las 11.15 horas, el número 15 de la calle Príncipes de España se vió envuelto en un caso de violencia vicaria por parte de un hombre de 43 años, encerrado en su piso junto con sus dos hijas de 12 y 15 años, a las que amenazaba matar con un cuchillo porque su mujer lo había denunciado por malos tratos.

Advertisements

Al tiempo, el hombre aseguraba que quería explosionar el inmueble con bombonas de butano, motivo por el que las diez plantas del edificio tuvieron que ser desalojadas.

Afortunadamente, agentes de la Policía Nacional lo detuvieron y consiguieron liberar a la mayor de las niñas en perfecto estado de salud tras varias horas de angustia.

La pequeña de las niñas logró escapar saltando una ventana que daba a la terraza de un vecino.

Agentes de Policía Nacional se desplazaron hasta el enclave, así como miembros de Seguridad Ciudadana, el Grupo Especial de Operaciones (GEO) y la Unidad de Prevención y Reacción (UPR), además de varios negociadores para convencer al hombre para que depusiera su actitud y soltase el arma.

La mujer del agresor, por su parte, de 39 años, en ningún momento estuvo dentro de la vivienda. Las niñas ya se encuentran con su madre.

A él se le acusa de un presunto delito de malos tratos, secuestro y detención ilegal y amenazas graves hacia sus hijas.

Hospitalizado tras intento de suicidio

Tras pasar a disposición judicial y ser ingresado el los calabozos de la comisaría de Policía Nacional de Coslada, el hombre intentó suicidarse ayer domingo.

En concreto, rompió unas losas y se cortó en la región posterior de una de las muñecas.

Los agentes intervinieron con celeridad y pudieron frenar su intento suicida.

Una ambulancia del Summa-112 trasladó al hombre, al Hospital de Coslada, donde permanece ingresado en planta tras pasar por la UCI.

Colaboradores de Cosladaweb