El miembro de la Policía Local de Coslada, F.R.G., que se encontraba fuera de servicio disfrutando de sus vacaciones, rescató este fin de semana a un hombre a punto de morir ahogado en la playa de La Cala de Finestrat, en la provincia de Alicante.

Los hechos sucedieron el 13 de agosto, a última hora de la tarde cuando F.R.G. escuchó una voz a lo lejos pidiendo auxilio. Rápidamente empezó a buscar la procedencia de la llamada de socorro mientras la noche caía. La visibilidad era baja, se aproximaba tormenta y el mar estaba picado con olas. El policía pidió a la persona que gritaba que siguiera haciéndolo, al objeto de localizar de dónde procedía la voz.

Advertisements

Momentos después el componente de la Policía Local de Coslada divisó a un hombre de avanzada edad a unos ochenta metros de la orilla agarrado a unas rocas. Sin pensarlo, F.R.G. se lanzó mar adentro y se hizo con el bañista, al que consiguió llevar hasta la orilla. Se trataba de un varón de avanzada edad que había tragado mucha agua y que se encontraba sin fuerzas en estado cianótico.

Una vez a salvo, lo coloca en posición lateral de seguridad. Mientras tanto, la otra persona con la que se encontraba el policía fuera de servicio avisó al 112. Ambos se quedaron atendiendo al hombre hasta que llegaron los servicios sanitarios y los cuerpos policiales de la zona.

Cuando el hombre ya estaba recuperado y más tranquilo, con lágrimas en los ojos, agradeció al policía el arrojo y la determinación que tuvo. De no ser así, el desenlace podía haber sido trágico.

Colaboradores de Cosladaweb